Importancia pedagógica de la incertidumbre y del error

El estigma del error en la educación constituye un freno para el aprendizaje y crecimiento intelectual.

Si les preguntamos a los estudiantes qué entienden por “error”, seguramente reflejarán la concepción cercana a “equivocación” o “malo”, como lo opuesto a “correcto”, la importancia pedagógica está en mostrarle lo contrario.

Esta idea se sienta en base de un sistema educacional, según Isaac Asimov, que desde temprana edad busca respuestas concretas a preguntas fácticas, ahora bien:

¿de dónde sacamos la idea de que lo «correcto» y lo «equivocado» son absolutos?

Esta idea tiene su origen en la primera enseñanza

Cuando los niños saben muy poco y les enseñan maestros que sólo saben un poco más. Los niños aprenden a deletrear y la aritmética, por ejemplo, y aquí tropezamos con aparentes absolutos.

¿Cómo deletreamos azúcar? Respuesta: a-z-ú-c-a-r. Esto es lo correcto. Cualquier otra respuesta está equivocada.

¿Cuánto son 2 + 2? La respuesta es 4. Esto es lo correcto. Cualquier otra respuesta está equivocada.

Tener respuestas exactas, y tener cosas absolutamente correctas y equivocadas reduce la necesidad de pensar, y esto gusta tanto a los alumnos como a los profesores.” (La relatividad del error, Isaac Asimov, 1988)

La percepción del error se refleja en la necesidad por tener certeza en cada paso de su procedimiento

problems

Preguntas como “¿Está bien esto?” revelan una inseguridad general persistente. Esto puede tener efecto importante en materias donde las preguntas pueden tener niveles de complejidad múltiples, como en las Ciencias.

El error tal como está percibido hoy por los profesores y estudiantes — como el opuesto de correcto — constituye un freno para el aprendizaje.

Los estudiantes prefieren apoyarse en teorías abstractas aprendidas

Los estudiantes prefieren apoyarse en teorías abstractas aprendidas en clase sin realmente entenderlas, antes de arriesgarse a usar sus propias conclusiones y pensamientos.

Los profesores, por su parte, pueden sentirse ansiosos y estresados ante la idea de aventurarse en temas que no dominan, limitando así la posibilidad de sus estudiantes a pensar fuera de la caja.

El error tiene que ser percibido como lo que realmente es, un oportunidad de mejora y un elemento indispensable para aprender.

Así, estudiantes y profesores podrían usarlo como motivación para encontrar el origen del problema, corregirlo e integrarlo a su propia experiencia.

Sólo a través de este proceso se puede asegurar no cometer los mismos errores, y fortalecer nuestro proceso de aprender a aprender.

Por culpa de este tabú alrededor de la equivocación, nos arriesgamos a formar jóvenes que no saben enfrentar situaciones nuevas. Sabemos que la vida es un desfile continuo de incidentes y sorpresas sobre los que tenemos muy poco o ningún control.

Sin embargo, a medida que encontramos una manera de resolverlos o aceptarlos, aprendemos del camino y no solo del resultado.

Nuestra humanidad entera evolucionó y sigue construyéndose sobre los errores que nuestros predecesores han cometido en la Historia.

Todo el progreso en “la ciencia y la civilización actual no sería posible sin los errores cometidos, su reconocimiento y su superación”.

Los sistemas de educación deben priorizar la integración del concepto de error

Por esa razón nuestros sistemas de educación deben priorizar la integración del concepto de error como una parte del proceso natural de aprendizaje y ayudar a los estudiantes a dejar de percibirlo como una falta de conocimiento, sino como una fuente de crecimiento personal y progreso.

El papel de los profesores es esencial para transmitir esta idea de que todos tenemos cosas que conocemos y otras que ignoramos, las cuales no nos hacen menos inteligentes, sino que nos exponen a cometer errores y por tanto, a progresar.

thumbs

Nosotros en Lab4U, reconocemos la importancia pedagógica y alentamos a todos los profesores con los que trabajamos a hacer de cada experimento y cada lección una oportunidad de exploración personal para desarrollar el pensamiento crítico.

Con eso esperamos que los estudiantes no le teman a los errores y nazca en ellos la búsqueda de verdad más allá de lo que reciben en la sala de clase. Creemos que solo así alimentaremos su pasión y capacidad de indagación para las Ciencias.

La educación es un sector que merece una reflexión continua y un auto-cuestionamiento de parte de los que somos responsables de la formación integral de las próximas generaciones, acerca de cómo podemos mejorar a los futuros ciudadanos.

Los invitamos a reflexionar con nosotros sobre cómo ustedes también pueden incluir más empatía y aceptación del error en su proceso de enseñanza.

Juntos esperamos generar cambios constantes en el ambiente de aprendizaje para hacerlo más inclusivo, humano y adaptado para un siglo 21 cada vez más dinámico.

¡Únete a Lab4U para hacer de tu clase de ciencia un espacio de progreso y de desarrollo personal de los alumnos a través de la indagación y de la experimentación!

Para saber más sobre nuestras soluciones para la educación científica, visita nuestro website y no dude en contactarnos, seremos felices de darte más informaciones.

Para leer más artículos acerca de la educación, también te recomendamos leer otros artículos en este blog.

El equipo de Lab4U.